23Mayo2017

Ciencia Medicina Consiguen bloquear la adicción a la morfina y heroína

Consiguen bloquear la adicción a la morfina y heroína

Imagen Las drogas no necesariamente causan daño, cuando son bien utilizadas, sin embargo al escuchar estupefacientes, alcaloides, drogas u otro nombre con el que se le conozca a estas sustancias, sentimos calofríos, por todas las implicaciones no solo de adicción, sino del tráfico a nivel mundial, que ha traído únicamente muerte y destrucción.

En esta oportunidad nos ocuparemos solo de las adicciones, puesto que un grupo de científicos han descubierto la manera de bloquear el mecanismo que provoca la adicción a los opiáceos como la morfina o la heroína.

Es por demás conocido que el opio ha sido utilizado durante siglos y por multitud de pueblos como eficaz calmante contra el dolor, pero la otra cara de la moneda es que los opiáceos como la heroína provocan miles de muertes al año por sobredosis y enfermedades derivadas de su uso, y según informes de la ONU millones de personas son adictas a la heroína en todo el mundo.

Un grupo de científicos aseguran que la adicción a la heroína y la morfina, puede ser bloqueada, conservando sus efectos calmantes, desembocando en la síntesis de una nueva droga para pacientes que sufren de dolores severos, así como ayudar a los heroinómanos a luchar contra el hábito.

Los resultados fueron publicados en la revista Journal of Neuroscience, y está a cargo de investigadores de las universidades de Adelaida en Australia y Colorado en los Estados Unidos. Uno de los principales autores, Mark Hutchinson, a través de un comunicado, asegura: "nuestros estudios señalan que podemos bloquear la adicción a través del sistema inmunitario del cerebro, sin afectar sus otras conexiones".

La clave está en bloquear el mecanismo que provoca que los adictos deseen consumir la sustancia.

"Tanto el sistema nervioso central como el sistema inmunitario juegan un importante papel en la creación de las adicciones, pero nuestros estudios señalan que solo tenemos que bloquear la respuesta inmune del cerebro para acabar con el deseo de opiáceos", agrega.

Los resultados del estudio ayudan a entender mejor los mecanismos por los cuales algunas sustancias crean adicciones y otras no.

"Este estudio cambia de forma fundamental nuestra forma de entender los opiáceos, así como los mecanismos de recompensa y de adicción. Durante años hemos sospechado que el TLR4 (un inmuno-receptor) era la clave para bloquear la adicción, pero ahora tenemos la prueba", afirma la profesora Linda Watkins, del Centro de Neurociencia de la Universidad de Colorado.

Los investigadores han centrado sus esfuerzos en este inmuno-receptor, que al unirse con los opiáceos aumenta sus efectos. La clave está en una sustancia llamada naloxone, que combinada con la morfina podría resultar altamente útil.

"La droga naloxone automáticamente acaba con la adicción", dice Hutchinson, puesto que evita la producción de dopamina, responsable del 'subidón', emocional.

"Acaba con la necesidad de tomar opiáceos y con los comportamientos asociados con la adicción, y la neuroquímica del cerebro cambia. La dopamina, que es químicamente importante para conseguir esa sensación de 'recompensa' de la droga, deja de producirse", concluye.

Los responsables del reciente estudio afirman que este nuevo tratamiento podría empezar a probarse en 18 meses. Informa BBC Mundo.

WJDS - Infinittonews

Más sobre Tecnología y Ciencia

 
 
 
Ciencia, Tecnología, Actualidad, Ecuador y el Mundo

Conéctate a través de: