23Junio2017

Ciencia Medicina Descubren que nanopartículas cargadas con veneno de abeja, matan el VIH

Descubren que nanopartículas cargadas con veneno de abeja, matan el VIH

La apitoxina es el veneno secretado por las abejas obreras de varias especies, que lo emplean como medio de defensa contra predadores y para el combate entre ellas.

Hoy por hoy la apitoxina se está empleando medicinalmente en la llamada apiterapia o apitoxoterapia, como tratamiento complementario o alternativo, para el alivio sintomático del reumatismo y otras afecciones articulares.

El veneno de abeja contiene una potente toxina llamada melitina, que actúa sobre el sistema inmunológico corrigiendo ataques de anticuerpos hacia las articulaciones y mielina.

Recientes investigaciones de la Universidad de Washington han demostrado la existencia de nanopartículas que incorporan una toxina, presente en el veneno de abeja que mata el VIH, pero que deja las células circundantes ilesas.

Este hallazgo podría servir para el desarrollo de un gel vaginal que pueda prevenir la propagación del virus que provoca el SIDA.

Según el estudio encabezado por el investigador Joshua L. Hood, el veneno de abeja contiene una potente toxina llamada melitina que puede hacer agujeros en la envoltura protectora que rodea al VIH así como otro tipo de virus.

La melitina cargada en nanopartículas puede ser eficaz a la hora de atacar células tumorales, además de la terapia anti-viral, según informa el análisis que aparece en la última edición de Antiviral Therapy.

El trabajo explica que cuando las nanopartículas entran en contacto con las células normales, las cuales son mucho más grandes en tamaño, las partículas simplemente rebotan. El VIH es incluso más pequeño que la nanopartícula, por lo que el virus hace contacto con la superficie de la nanopartícula, lugar donde le espera la toxina de la abeja.

Varios estudios han demostrado que la mayoría de los medicamentos contra el VIH inhiben la capacidad del virus para replicarse, pero no hacen nada para detener la infección inicial, es allí que algunas cepas del virus acaban encontrando formas de evitar estos medicamentos y reproducirse de todos modos.

El investigador Hood, anota que una de las ventajas de este enfoque es que la nanopartícula ataca una parte esencial de la estructura del virus.

Además las nanopartículas podrían ser inyectadas por vía intravenosa, limpiando así el VIH, a partir de la corriente sanguínea, para las infecciones por el VIH, especialmente aquellas que son resistentes a los medicamentos.

Sin embargo Hood aclara que este descubrimiento está en su primera fase y necesitará más ensayos, puesto que solo se ha llevado a cabo en las células de laboratorio.

WJDS - Infinittonews

Más sobre Tecnología y Ciencia

 
 
 
Ciencia, Tecnología, Actualidad, Ecuador y el Mundo

Conéctate a través de: