25Febrero2017

Ciencia Medicina Confirman el beneficio de la leche materna en el desarrollo cerebral

Confirman el beneficio de la leche materna en el desarrollo cerebral

ImagenDurante años se ha escuchado la idea de que la leche materna es irremplazable para el cuidado y pleno crecimiento de un bebé. Idea que ha venido creciendo con el paso del tiempo y que al parecer en forma definitiva se consolida tras una investigación desarrollada en la Universidad de Brown en Estados Unidos.

Utilizando imágenes cerebrales de resonancia magnética de los cerebros de un grupo de bebés, los científicos han evidenciado que la lactancia materna mejora el desarrollo cerebral de los bebés. El trabajo muestra que lactancia materna, por sí misma, produce un mejor desarrollo cerebral que una combinación de leche materna y la fórmula.

El estudio se realizó en niños menores de cuatro años mientras dormían, basados en un equipo de resonancia magnética especial que permitía observar el crecimiento del cerebro.

Los resultados fueron determinantes, los niños que fueron amamantados durante tres meses solo con leche materna tenían mayor desarrollo en zonas clave del cerebro, mientras los niños para quienes se usó la combinación de fórmula y leche materna, su desarrollo era menos evidente. El crecimiento era más pronunciado en aquellas partes del cerebro relacionadas con el lenguaje, la función emocional y la cognición, entre los primeros y los segundos.

Ya se ha realizado otros estudios anteriormente, sin embargo es el primero en demostrar con imágenes en tiempo real los beneficios de la leche materna.

Sean Deoni, autor principal del estudio, explicó: “Queríamos ver cuándo se producen en realidad estos cambios en el desarrollo del cerebro y hemos podido demostrar que están allí presentes casi desde el principio”.

La técnica analiza las cantidades de mielina, el material graso que aísla las fibras nerviosas y determina la velocidad con la que se producen las señales eléctricas alrededor del cerebro.

El análisis duró dos años en el cual intervinieron 133 niños de entre 10 meses y cuatro años de edad. Todos los bebés habían tenido una gestación normal y provenían de familias con estatus socioeconómicos similares.

El estudio, publicado en Neuroimage, mostró que, “las diferencias van de un 20 a 30 por ciento, algo asombroso en tan poco tiempo, reconoció el investigador.

Más sobre Tecnología y Ciencia

 
 
 
Ciencia, Tecnología, Actualidad, Ecuador y el Mundo

Conéctate a través de: