27Junio2017

Ciencia Medicina Operación pionera: Médicos rusos reconstruyen las piernas de un niño

Operación pionera: Médicos rusos reconstruyen las piernas de un niño

ImagenLos padres del niño turkmeno de 2 años se encuentran agradecidos con la clínica donde se realizó esta cirugía, en la cual han reconstruido las piernas del menor que nació con una patología muy grave que amenazaba con amputarlas.

El niño, llamado Kerim, nació con graves defectos en las piernas, según lo galenos que lo atendieron, pero sin embargo lograron llevar a cabo una operación que hasta ahora no ha tenido análogos en la práctica rusa ni mundial.

Cuando me dijeron por primera vez que mi hijo tendría que llevar una prótesis, me sentí muy mal", confiesa la madre de Kerim citada por el portal Life News, agregando que "llevamos a nuestro hijo a los mejores médicos y hospitales de Moscú y San Petersburgo, e incluso fuimos a Irán, pero siempre nos decían lo mismo: 'Es necesario amputar las piernas'.

Al enterarse de que en la ciudad de Kurgán existe una clínica donde tratan enfermedades parecidas, los padres decidieron visitarla con su hijo. Los doctores examinaron a Kerim y vieron que la patología realmente era muy seria: le faltaban muchos de los huesos de las piernas, como las tibias, por lo que los pies estaban situados en el peroné. El niño no podía ponerse de pie y solo podía caminar arrastrándose con dificultad.

"De acuerdo con la práctica mundial, el tratamiento más habitual para estas patologías consiste en amputar las piernas y posteriormente colocar una prótesis. Pero decidimos que debíamos evitar que el niño corriera ese terrible destino", indicó uno de los médicos de la clínica, Konstantín Nóvikov.

El complejo proceso de corrección duró seis meses. Los médicos le extirparon los huesos desviados y dislocados de ambos pies y luego, con la ayuda de un aparato especial de Ilizárov, trasplantaron los pies del peroné a la tibia, creando desde cero una articulación del tobillo.

Ahora el pequeño paciente ya es capaz de permanecer en pie e incluso de dar sus primeros pasos. Todavía tiene que pasar por varias etapas del tratamiento, pero los especialistas están seguros de que todo irá bien. "Tenemos las previsiones más optimistas: salvamos las piernas del niño. El niño podrá llevar zapatos y conducir un coche, al igual que todos los demás", concluyó Nóvikov. Así lo publica Actualidad RT.

Más sobre Tecnología y Ciencia

 
 
 
Ciencia, Tecnología, Actualidad, Ecuador y el Mundo

Conéctate a través de: