21Enero2017

Ciencia Universo Joven de 21 años desarrolla un método para detectar agua en Marte

Joven de 21 años desarrolla un método para detectar agua en Marte

¿Es posible conocer en qué puntos de Marte existió agua analizando cómo se formaron las rocas volcánicas en la Tierra? Kellie Wall, una joven de 21 años estudiante de geología en la Washington State University, EE.UU., ha desarrollado un método que lo consigue.

Las rocas volcánicas de Marte analizadas por Curiosity son similares en composición a las de la Tierra. No sabemos cómo se formaron las primeras, pero sí las segundas. Y eso ofrece pistas sobre la antigua existencia de agua en Marte.

La investigación de Wall se ha publicado ahora en Nature Communications y es una técnica que hasta ahora muchos científicos habían pasado por alto. Wall ha establecido un sistema para medir y cuantificar la textura de las rocas volcánicas en la Tierra, la cantidad de cristal que contienen y, por extensión, si estuvieron o no en contacto con agua.

La lava volcánica en estado líquido se enfría muy rápidamente al entrar en contacto con el agua, dando lugar a una roca de composición básicamente cristalina. Sin no entra en contacto con el agua, tarda mucho más en enfriarse y solo forma pequeños cristales. Utilizando una máquina de difracción de rayos X, Wall analizó rocas de basalto volcánico de EE.UU., Nueva Zelanda e Italia (del Monte Etna), y comparó los resultados con los análisis que el rover Curiosity hizo de muestras de rocas marcianas con su propio difractómetro de rayos X. El resultado es una escala común de comparación que permite saber si las rocas marcianas analizadas entraron o no en contacto con agua en algún punto de su formación.

"Las rocas que entraron en contacto con el agua tenían un ratio de masa-cristalinidad bajo de entre el 8% y el 35%. En las que no entraron en contacto con el agua, el ratio va desde el 45% a casi el 100%", explica Wall. Las rocas marcianas analizadas por el Curiosity devuelven resultados en el segundo rango, aquellas que no han interactuado con el agua. Es decir, en ese punto concreto no existió agua hace millones de años, lo cual no quiere decir que no haya existido en otros puntos de Marte, como ya se ha demostrado.

La importancia del método ideado por Wall reside en que puede dar lugar a una nueva forma de investigar la existencia de agua en Marte y otros planetas. Analizando la cristalinidad de las rocas y comparándola con los procesos geológicos ocurridos en la Tierra, podemos conocer mucho mejor qué ocurrió hace millones de años en Marte... y, tal vez, que podría ocurrir en el futuro a la Tierra.

 

Fuente

Gizmodo

 

INFINITTONEWS

Más sobre Tecnología y Ciencia

 
 
 
Ciencia, Tecnología, Actualidad, Ecuador y el Mundo

Conéctate a través de: