23Enero2017

Guía Espiritual No pierdas el autobús

No pierdas el autobús

 photo escolar_zps53a83d57.jpg Una vez más Allison se quedó en la cama después de que la mamá la llamó varias veces. “Uno de estos días vas a perder el autobús”, le advirtió cuando al fin Allison se levantó y corrió a prepararse. “Si lo haces sabes que serás castigada”.

Allison se encogió de hombros mientras guardaba los libros, lápices y tarea dentro de su maletín. Entonces salió corriendo por la puerta, y no se detuvo hasta la parada del autobús. ¡Lo logró¡ El autobús no había pasado aún.

“Donde está tu ropa de ejercicios”, su amiga Mage le preguntó. “Tú conoces el lema de la señora Martin sobre estar preparado”.

Allison estaba sin aliento por la carretera, pero decidió correr hasta la casa y arriesgarse a perder el autobús. Ella corrió más rápido que nunca, irrumpió en la casa y tomó su maletín de ejercicio del armario. Luego salió corriendo por la puerta, de regreso hacia la parada del autobús. ¡Pero en esta ocasión los niños ya no estaban” Allison temía regresar a casa. “Mami”, dijo, mientras entraba con cuidado por la puerta.

Cuando la mamá la vio, movió la cabeza de un lado al otro. “Cuántas veces de lo he dicho?”, le regañó la mamá. “Pero tu persistes en no querer levantarte a tiempo. Tu sabes que esto significa que estas castigada y que tienes que ir a la cama temprano durante toda la semana”.

Allison asintió. “Lo siento”, le dijo mientras se dirigían al auto. “Yo quisiera que el estar arrepentida trajese ese autobús de regreso”.

“Pero no lo va a hacer”, dijo la mamá mientras sacaba el auto de la casa después de unos momentos añadió: “Esto me hace pensar sobre otro viaje que va a tomar lugar algún día. Muchas personas no ven la necesidad de prepararse para él, y ellos no estarán preparados para cuando llegue el momento de irse. Ellos serán dejados atrás, y el estar arrepentidos no hará que regrese la transportación para ese viaje”.

“Qué viaje es ese”, preguntó Allison “El viaje al cielo”, dijo la mamá. “Si las personas no están lista cuando Jesús venga por su iglesia, ellas no seguirán con Él”.

“Eso da miedo”, murmuró Allison. “No tiene porque”, respondió la mamá “Ya que tu aceptaste a Jesús en tu corazón, tu estarás lista para ese viaje, y será emocionante”.

¿Y tú?

¿Estás listo para el momento de regreso de Jesús? Si no has aceptado a Jesús como tu Salvador, pídele que entre a tu corazón y comienza a vivir para Él.

“Velad pues, porque no sabéis ni el día ni la hora…” Mateo 25:13

Más sobre Guía Espiritual

 
 
 
Ciencia, Tecnología, Actualidad, Ecuador y el Mundo

Conéctate a través de: