30Marzo2017

Guía Espiritual La verdadera historia de Nicolás de Bari (santa Claus)

La verdadera historia de Nicolás de Bari (santa Claus)

El ahora 'famoso' papá Noel o santa Claus, figura del consumismo empedernido y mal sano que hace infelices a los niños, jóvenes y adultos pobres, porque creen que la Navidad son los regalos, las sorpresas, el bochinche, la comida, las reuniones pomposas y demás, no es más que Nicolás de Bari, quien combatió precisamente la explotación y el consumismo.

Nicolás, nació en el siglo IV en Pátara, ciudad de Licia o Lycia (país de los lobos) en el Asia Menor, actual Turquía. Sus padres fueron ricos comerciantes y piadosos. Cuenta la historia que no lactaba los miércoles ni los viernes que eran días de ayuno para la iglesia oriental.

De niño decía a sus padres: "sería un pecado no repartir mucho, siendo que Dios nos ha dado tanto".

Su nombre corresponde con el de su tío que se ocupó de su educación y fue obispo de Myra. De joven siempre dudó en optar por la vocación mercantil de su padre y navegar por las rutas del Adriático o de lo contrario seguir el consejo de su madre y dedicarse a la vida sacerdotal como lo hizo su tío.

La peste de aquella época desoló la región y siendo muy joven perdió a sus padres que atendían a los enfermos, lo que le hizo crecer en caridad y devoción. Conmovido no sólo por el desastre familiar sino también por el de la población en general y sobre todo por los más débiles y los niños, Nicolás comenzó a repartir toda la herencia de la forma más solidaria y altruista, hasta que fue sorprendido.

Nicolás fue repartiendo su rica herencia entre los más pobres para liberarles de la prostitución, la esclavitud, la desigualdad, la pobreza. Fue cuando Nicolás tuvo conocimiento de un viejo y enfermo caballero que no pudiendo casar a sus hijas por falta de dote las iba a prostituir. Nicolás que repartía la herencia de sus padres con preferencia a los más pobres, una noche dejó una bolsa con monedas de oro para poder casar a una hija.

En los días siguientes dejó otra bolsa de oro para poder casar a la segunda y finalmente cuando fue a depositar la tercera y última bolsa fue sorprendido por el padre de las pequeñas, que a pesar de las insistencias del joven Nicolás divulgó su caridad por todo Pátara.

Repartida la herencia entre los más pobres se puso en camino hacia Myra para formarse con su tío obispo. A los 19 años Nicolás es ordenado sacerdote por su tío, y se encargó del gobierno de la diócesis.

Tras la muerte de Nicolás obispo de Myra, el cabildo no poniéndose de acuerdo sobre el sucesor, deciden que sea el primer sacerdote que entre en el templo. Cual fue la sorpresa de Nicolás al verse nombrado obispo nada más entrar por la puerta del templo.

Su celo por la justicia es legendario. Cuando el gobernador Eustacio había sido sobornado para condenar a tres inocentes, Nicolás se presentó en el momento de la ejecución, detuvo al verdugo y puso en libertad a los prisioneros. Reprendió entonces a Eustacio, hasta que éste reconoció su crimen y se arrepintió.

Nicolás falleció el 6 de diciembre del año 345. Se lo nombró como santo patrón de Turquí, Grecia y Rusia.

En el siglo XII, la tradición católica de san Nicolás creció por Europa, y hacia el siglo XVII emigrantes holandeses llevaron la costumbre a Estados Unidos, donde se suele dejar galletas o pasteles caseros y un vaso de leche a 'Santa Claus'.

El nombre Santa Claus se creó a raíz del nombre del santo en alemán, San Nikolaus.

El aspecto de san Nicolás de Bari era muy distinto al que se le atribuye hoy: tenía la complexión delgada y era de gran estatura. Y el hecho de que lo representen siempre con una bolsa y tenga la fama de repartidor de regalos se debe a que, como habíamos anotado anteriormente, la hija de uno de sus vecinos iba a casarse y su padre no tenía dinero para ello, por lo que decidió entregarle una bolsa con monedas de oro.

Aunque la leyenda de 'papá Noel' sea antigua y compleja, y proceda en gran parte de san Nicolás, la imagen familiar de Santa Claus con el trineo, los renos y las bolsas con regalos es una invención estadounidense. En 1823, el escritor inglés Clement Moore escribió el poema "Una visita de San Nicolás", imaginando que Papá Noel surcaba los cielos en un trineo llevado por, al menos, nueve renos - Rudolph, Donner, Blitcher, Cometa, Cupido, Brillante, Danzante, Centella y Zorro -, y no que repartía sus regalos a pie o montando en un caballo como se había aceptado hasta entonces.

A los norteamericanos también se les responsabiliza de la imagen actual de papá Noel. En 1931, una conocida marca de refrescos encargó al caricaturista Thomas Nast que dibujara un papá Noel humanizado y cuya imagen fuera más cercana a las personas para su campaña navideña. Así surgió el papá Noel vestido de rojo, con cinturón y botas negras que permanece hasta hoy en el imaginario popular.

La leyenda cuanta que papá Noel vive en el Polo Norte acompañado de la señora Noel y de un grupo de duendes que son los encargados de fabricar los juguetes que desean los niños de todo el mundo. Cuando llega la noche del 24 de diciembre, papá Noel carga todos sus regalos en un saco y recorre el mundo dejando los regalos de los niños debajo del árbol de Navidad.

Como podrán haberse dado cuenta, Nicolás no tiene nada que ver con la figura del actual papá Noel, consumista como ninguno, supuestamente regalón, pero solo para los que tienen dinero, ¿y qué hay de los que no tienen dinero?, pues a ellos no les llega 'santa' y simplemente la Navidad se convierte en una pesadilla.

Por ello el Gran Significado de la Navidad es el nacimiento de Jesús y si Él está en nosotros y nosotros actuamos conforme su Palabra, tendremos una felicidad perdurable y no nos entristeceremos porque no tenemos para comprar un regalo para los pequeños y los pequeños crecerán con la verdad y no se dejarán enloquecer por el consumismo.

Más sobre Guía Espiritual

 
 
 
Ciencia, Tecnología, Actualidad, Ecuador y el Mundo

Conéctate a través de: