20Agosto2017

ONU llama a evitar una grave escasez mundial de agua en los próximos años

Naciones Unidas teme una devastadora falta de agua potable: en el año 2050 aumentará la necesidad de agua en un 55 por ciento, según pronostica el informe que presentó este viernes en Nueva Delhi.

Ahora ya se puede asegurar que "el planeta nunca había estado tan sediento". Y la construcción de sistemas de riego para la agricultura, la creciente industrialización, así como la construcción de nuevas centrales térmicas no hace más que aumentar la demanda.

La humanidad tiene que aprender a emplear menos agua, afirma el informe. Muchos agricultores utilizan sistemas de riego ineficientes y ahí puede intervenir la política con subvenciones adecuadas.

Los autores de este informe de la ONU recomiendan también construir menos centrales de carbón, nucleares y de gas, ya que estas instalaciones consumen mucha agua para la refrigeración. Sin embargo, piden "un aumento drástico" del apoyo a las energías renovables como la solar o la eólica, para así reducir el consumo de agua.

Otro llamamiento de Naciones Unidas, que se realiza justo antes del Día Mundial del Agua, es que no hay que contaminar ni ensuciar el agua.

En la actualidad, 748 millones de personas no tienen acceso a agua potable limpia debido a los pesticidas y químicos que acaban en las aguas subacuáticas, pero también por la falta de depuradoras. Más del 80 por ciento de las aguas residuales ni se canalizan adecuadamente ni se limpian.

En muchos lugares del mundo, según el informe, constituye además un problema que se está recurriendo masivamente al agua de las capas freáticas. En las llanuras del norte de China, el nivel de las aguas subterráneas ha llegado a disminuir en más de 40 metros. "Tenemos que cambiar la forma y el modo en el que evaluamos, gestionamos y empleamos este recurso", dijo la secretaria general de la Unesco, Irina Bokova.

La organización ecologista WWF advirtió que una crisis de agua puede desembocar en una catástrofe ecológica. En los últimos años se han ido perdiendo en todo el mundo más del 50 por ciento de los sistemas de ríos, pantanos y lagos. La cómoda situación que viven varios países europeos y norteamericanos con el agua potable es una excepción si se compara a nivel global, señalan desde WWF.

El cambio climático además agudiza aún más la escasez de agua en numerosos lugares, según se señala desde Naciones Unidas. Ciudades costeras como la india Calcuta, la capital de Bangladesh, Dacca, o la de Indonesia, Yakarta, luchan contra el avance del agua salada en las capas freáticas. En pequeñas islas del Pacífico como Tuvalu o Samoa la gente tiene que consumir cada vez más agua embotelladas y no siempre todos se lo pueden permitir a la larga.

Una de las soluciones para hacer ahorrar más agua podría ser encarecer el coste. "Los precios actuales del agua son en general demasiado bajos como para disuadir a las casas más ricas o las industria de que consuma menos agua", se señala en el informe.

Los bajos precios del agua hacen además que para los gestores públicos no sea rentable hacer llegar la canalización a los pobres en muchas regiones. Por ello tienen que comprar el agua a empresas privadas, a un precio superior que el que pagan los ricos.

Fuente

Jornada

INFINITTONEWS

Más sobre el Mundo

 
 
 
Ciencia, Tecnología, Actualidad, Ecuador y el Mundo

Conéctate a través de: