29July2014

Salud Cuerpo Reconocen a la quinua como fundamental para la nutrición de la humanidad

Reconocen a la quinua como fundamental para la nutrición de la humanidad

La quinua, quínoa o kinwa, contiene algunos componentes alimenticios cuyas propiedades generan una múltiple cantidad de beneficios a quien lo consume. Esta semilla es originaria del Sur de América, y fue cultivada hace más de seis mil años por regiones nativas.

La quinua posee las mismas proteínas de la soya. Además, es un grano muy fácil consumir ya que se lo puede implementar en la cocina mediante diversas variantes.

La quinua alberga hasta 50% más de proteínas que otros granos, y por esto la Organización Mundial de la Salud (OMS) la calificó como a un producto tan apreciable como la leche.

Puede ser empleado para promover dietas vegetarianas completas por sus múltiples proteínas, o también por funcionar como una variante para quienes desean consumir una menor cantidad de carne animal.

Este grano se destaca por su riqueza en hierro, potasio y riboflavina. También posee varias de las vitaminas del complejo B, magnesio, zinc, cobre y otros.

En Bolivia, es una de las principales fuentes de trabajo para las más de 70.000 unidades campesinas y pequeños agricultores, de Potosí y Oruro. Este país genera 26.500 toneladas de quínoa al año.

La lista de mayores productores se completa con Perú, Ecuador y Colombia. En estas tres regiones, la quinua se siembra junto al maíz, frijol y haba, o como cercado alrededor de sementeras de papa.

La quinua, el alimento que garantiza la seguridad alimentaria

La quinua hoy por hoy es vista como un puntal para erradicar el hambre y garantizar la seguridad alimentaria, celebra en 2013 su Año Internacional a instancias de Bolivia y Perú.

Según el informe de la FAO difundido por Bolivia, la quinua es el único alimento vegetal que posee todos los aminoácidos esenciales, oligoelementos y vitaminas y no contiene gluten.

Además, tiene una extraordinaria adaptabilidad. Puede crecer con humedades relativas desde 40 hasta 88 % y soporta temperaturas desde menos 4 grados centígrados hasta 38 grados.

Por otro lado, tiene un bajo costo de producción, cuenta con más de tres mil variedades o ecotipos, tanto cultivadas como silvestres, y ya hay desarrollados varios productos derivados, como insuflados, harinas, fideos, hojuelas, granolas y barras energéticas de quinua.

Actualmente se está cultivando en varios países de Europa y de Asia con altos niveles de rendimiento, señalan los autores del informe que consideran que, por todo ello, este milenario cultivo "conlleva un importante valor estratégico para la seguridad alimentaria y nutricional de la humanidad".

La idea de dedicar un Año Internacional a la Quinua partió de Bolivia, recibió el apoyo de Perú y fue aprobada en 2011 por la Asamblea General de la ONU.

Con el lema de "Un futuro sembrado hace miles de años", el año internacional reconoce no solo el alto valor de la quinua sino a los pueblos andinos que "han mantenido, controlado, protegido y preservado ese grano como alimento para generaciones presentes y futuras gracias a sus conocimientos tradicionales y prácticas de vida en armonía con la madre tierra y la naturaleza".

La NASA, la agencia espacial de EE.UU., también sabe de las bondades de la quinua y por eso la incluye en la dieta de los astronautas.

"La NASA preparaba la quinua de manera líquida para la tripulación de los transbordadores espaciales porque tiene un alto contenido de proteína, fibra, vitaminas, minerales y aminoácidos, que combinados generan energía en el organismo", explica Ingrid Hirstin, esposa de Fernando Lazcano Dunn, exdiplomático boliviano ahora residente en Los Ángeles.

Hirstin es creadora en 2006 de la empresa Andean Dream, dedicada a la importación de la variedad llamada "quinua real", sembrada y procesada en comunidades rurales bolivianas.

WJDS – Con información de Sanar.org y EFE

 
Ciencia, Tecnología, Actualidad, Ecuador y el Mundo

Conéctate a través de:

Newsletter