23Mayo2017

Salud Cuerpo El alpiste combate la diabetes y otras enfermedades

El alpiste combate la diabetes y otras enfermedades

Cuando oímos hablar de alpiste, enseguida nos imaginamos que solo lo comen los pájaros, y es precisamente, basados en la alimentación de las aves que un grupo de científicos estudió las propiedades de este alimento que efectivamente lo podemos tomar a diario nosotros también.

Los resultados de estos análisis aseguran que el alpiste tendría muchos beneficios para nuestro organismo, como por ejemplo, nos ayudaría eficazmente en la diabetes, pérdida de peso y hasta la cirrosis.

Los investigadores de la Universidad Nacional Autónoma de México hallaron que el alpiste contiene una proteína enzimática muy poderosa.

Todo partió de comprobar el por qué el alpiste le hacía tan bien a los pájaros que lo consumen. Y lo que hallaron fue que tiene proteínas muy poderosas y con una gran capacidad alimentaria.

El alpiste ayudaría sobremanera a trabajar sobre diferentes áreas del sistema digestivo y del cuerpo en general. Serviría para perder peso, es decir eliminar grasas del organismo, para la diabetes, colabora con el páncreas, el hígado y los riñones. Sería depurativo e inhibidor de la reproducción bacteriana en las vías urinarias, además de ser un poderoso antioxidante.

El alpiste posee una cantidad importante en ácidos grasos omega 3 y omega 6 lo que le confiere propiedades muy positivas en cuanto a la circulación sanguínea.

También, entre las funciones metabólicas del alpiste cabe destacar su papel en el metabolismo de la glucosa permitiendo así que los niveles de glucosa en sangre se regularicen.

Otro de los beneficios de este alimento es que está indicado en hipercolesterolemia y prevención de la arterioesclerosis, y en situaciones en las que se requiere un aumento de la diuresis, tales como afecciones genitourinarias, en otras palabras, la cistitis.

Además puede ser beneficiosa para quienes sufren de gota, hipertensión arterial, edemas, retención de líquidos, gastritis y ulcus, (úlcera, sobre todo úlcera del estómago).

Según nos cuentan es mejor consumirlo elaborándolo en "leche de alpiste". Su realización está en el video que se encuentra más abajo.

De dónde proviene

El alpiste es de la familia de las poáceas, género de las gramíneas, así denominadas por su parecido con la grama, y que incluye a los cereales. Familia del orden de las glumifloras, monocotiledóneas de flores generalmente hermafroditas y fruto con abundante tejido nutricio. Comprende unas 4.000 especies, que predominan en la formación de praderas, estepas y sabanas.

Es una planta herbácea que supera el metro de altura, con tres o cuatro tallos cilíndricos y huecos (cañas) provistos de nudos manifiestos y hojas semejantes a las del trigo, angostas y con largas vainas. Flores dispuestas en espículas o pequeñas espigas agrupadas en racimos, cuyo fruto es una semilla lustrosa, de varios colores y envuelto en una pequeña cáscara.

Partes utilizadas: Las semillas, frutos o granos.

Principios activos: Almidón, lípidos, resina, ácidos salicílico y oxálico, y sustancias nitrogenadas.

Más beneficios

Quienes ya han utilizado esta nutritiva semilla, nos cuenta que un vaso de leche enzimática de alpiste tiene más proteína que dos o tres kilogramos de carne pero con aminoácidos estables, esto es que viajan de una manera segura e indestructible hasta nuestro organismo.

Las enzimas que proporciona el alpiste tienen un poder inmenso para desinflamar nuestros órganos, particularmente el hígado, los riñones y el páncreas, por lo que convierte este dato al alpiste en un regenerador pancreático inmenso, es decir acaba con la diabetes en unas pocas semanas.

Elimina también la cirrosis al aumentar el conteo de hepatocitos del hígado y de paso, claro, lo desinflama, recarga los riñones de enzimas, favoreciendo una saludable diuresis que elimine exceso de líquidos en el cuerpo, por lo que el alpiste es un incansable luchador contra la hipertensión.

Contiene la enzima lipasa que elimina rápidamente grasa del organismo, ya sea de las venas, arterias, o simplemente de los depósitos de grasa, por esto es un remedio grandísimo para la obesidad y genera grandes y potentes resultados como un promotor de corte y tonicidad muscular.

Algunos nos recomiendan que en vez de poner el alpiste en remojo sólo 12 horas, incrementa el tiempo a 24 h. o incluso un poco más (dentro de la nevera). Se vuelve más blando y fácil de trabajar y además de mejor sabor.

Eso sí jamás poner azúcar, mucho menos la blanca.

Si lo deseas, además puedes escaldar una ramita de canela y dejarla en remojo de igual modo.

Cuando hayas lavado el alpiste que tenías en remojo, ponlo en la batidora con un poco de agua limpia, añadiendo un poco del líquido de la canela. Bátelo bien y cuélalo dos veces, la segunda vez con un colador muy fino para evitar el polvillo resultante.

Conclusión 

Por supuesto que al consumir alpiste, no quiere decir que debas continuar ingiriendo toda clase de comidas, es necesario alimentarse con una dieta saludable, especialmente, frutas, verduras, frutos secos, entre otros. En el caso de los diabéticos, deben  saber que no todas las frutas son recomendables. 

Si el alpiste funciona en ti, por ejemplo, al cabo de unas semanas, será necesario igualmente cuidarnos en lo que comemos para no recaer. 

En general, y como hemos dicho en otros artículos, una buena nutrición nos hará sentir sanos a todos, estemos con alguna enfermedad o no, y con mayor razón para quienes están exentos de síntomas, con una alimentación equilibrada nos alejamos de los malestares. 

WJDS - Infinittonews

Más sobre Salud

 
 
 
Ciencia, Tecnología, Actualidad, Ecuador y el Mundo

Conéctate a través de: