20Agosto2017

Salud Cuerpo El ajo podría reducir las complicaciones de la diabetes

El ajo podría reducir las complicaciones de la diabetes

Según un estudio, el ajo podría ayudar a controlar los niveles de la proteína C-reactiva y de la adenosina deaminasa en las personas obesas con diabetes.

La proteína C-reactiva es un marcador de la inflamación, mientras que la adenosina desaminasa es una enzima que está involucrada en el metabolismo. Investigaciones anteriores han relacionado a los altos niveles de la proteína C-reactiva y de la adenosina deaminasa con complicaciones a largo plazo en las personas con diabetes no controlada.

Los investigadores se propusieron determinar si el ajo podría ayudar a controlar los niveles de la proteína C-reactiva y de la adenosina deaminasa en las personas obesas con diabetes tipo 2. Se inscribieron 60 sujetos que recibieron ya sea tabletas de metformina con cápsulas de ajo o sólo tabletas de metformina después de las comidas.

Al inicio del estudio, se midieron la glucosa en sangre de los participantes, los niveles de adenosina desaminasa, y el colesterol. Posteriormente, se llevaron a cabo 12 semanas de seguimiento para continuar el monitoreo de estos factores.

Los resultados sugirieron que tanto la metformina con ajo y la metformina sola ayudaron a reducir significativamente el azúcar en la sangre. Sin embargo, pareció ser más significativo el descenso en el colesterol total, las lipoproteínas de baja densidad (LDL o “colesterol malo”) y los triglicéridos en el grupo tratado con metformina junto con el ajo.

El grupo de metformina y ajo también tuvo una mayor disminución de la proteína C-reactiva y de los niveles de adenosina desaminasa, en comparación con los sujetos que sólo recibieron metformina.

El equipo de investigación concluyó que el ajo podría ser útil para ayudar a controlar el azúcar en la sangre y prevenir las complicaciones a largo plazo asociadas con la diabetes tipo 2 y la obesidad. Sin embargo, se necesitan más estudios a mayor escala para poder confirmar estas nuevas conclusiones sobre los posibles beneficios de ajo.

La diabetes está asociada con complicaciones a largo plazo que afectan casi todas las partes del cuerpo. La enfermedad a menudo conduce a la ceguera, enfermedades del corazón y los vasos sanguíneos, insuficiencia renal, derrame cerebral, amputaciones y daños en los nervios.

La diabetes no controlada puede complicar el embarazo y son más comunes los defectos de nacimiento en los bebés de las mujeres con diabetes. Las mujeres embarazadas pueden desarrollar temporalmente la diabetes gestacional, un tipo de diabetes que comienza hacia el final del embarazo.

En 2007, se estima que, tan sólo en los Estados Unidos, 20,8 millones de niños y adultos, o el 7% de la población, tenían diabetes mellitus. Se estima que 14,6 millones habían sido diagnosticados con diabetes (tipo 1 y tipo 2), mientras que 6,2 millones de personas (o casi un tercio) no sabían que tenían diabetes tipo 2.

El ajo es una hierba culinaria que se utiliza ampliamente para el tratamiento y la prevención de las enfermedades cardiovasculares y el cáncer. Numerosos estudios clínicos controlados han examinado los efectos del ajo tomado por vía oral sobre los lípidos séricos.

Los efectos a largo plazo sobre los lípidos o la morbilidad y mortalidad cardiovascular siguen siendo desconocidos. Otras preparaciones (por ejemplo, con un recubrimiento entérico o el ajo crudo) no han sido bien estudiadas.

Se han reportado pequeñas reducciones en la presión arterial (menos de 10 milímetros de mercurio), la inhibición de la agregación plaquetaria, y la mejora de la actividad fibrinolítica, y es posible que el ajo ejerza efectos sobre los resultados cardiovasculares, aunque la evidencia es preliminar en estas áreas.

El ácido alfa lipoico (ALA) es otra terapia integral que ha sido estudiada para su uso en la diabetes, y es apoyado por evidencia científica fuerte para este propósito. Este compuesto se crea de forma natural en el cuerpo y puede proteger contra el daño celular en una variedad de condiciones.

Las fuentes de alimentos ricos en ácido alfa lipoico incluyen la espinaca, el brócoli y la levadura. Según una encuesta de 685 herbolarios, el ácido alfa lipoico fue uno de los 10 suplementos dietéticos recomendados con mayor frecuencia debido a su eficacia en la reducción de los niveles de azúcar en la sangre.

El uso terapéutico del ácido alfa lipoico no está aprobado por la FDA (la Adminstración de Alimentos y Fármacos de los Estados Unidos) o por los organismos reguladores correspondientes en otros países.

Para obtener más información sobre el ajo, por favor visita nuestro Diccionario de Remedios y Tratamientos Naturales, elaborado en colaboración con Natural Standard, o utiliza nuestra casilla de búsqueda en la barra azul hasta arriba a la derecha.

Fuente: Vida y Salud

Más sobre Salud

 
 
 
Ciencia, Tecnología, Actualidad, Ecuador y el Mundo

Conéctate a través de: