18Octubre2017

Salud Cuerpo Síntomas y tratamiento de la anemia

Síntomas y tratamiento de la anemia

La anemia es una situación patológica de la sangre, en la que existe una disminución en el número de los glóbulos rojos o hematíes y, como consecuencia, una disminución paralela de la hemoglobina. La forma de detectar la anemia es realizar un análisis de sangre.

En la mayoría de casos, la anemia es un síntoma secundario a un proceso patológico subyacente y, en general, es causa de otras enfermedades como trastornos metabólicos, infecciosos, tumorales, tóxicos o reumáticos. Aunque la anemia, en general, es asintomática y se presenta sin previo aviso o sin un síntoma claro, en ocasiones sí puede producir algunos síntomas. A continuación te hablamos de ellos, del diagnóstico y del tratamiento de esta dolencia.

Síntomas

El síntoma principal de la anemia es la palidez de la piel y las mucosas. Además, cuando es intensa, se presenta cansancio, apatía, decaimiento, falta de apetito e, incluso, taquicardias. Los síntomas más comunes son el cansancio, la fatiga, las palpitaciones, el dolor de cabeza, la falta de apetito y los trastornos intestinales.

Diagnóstico

Solamente el análisis de sangre, más concretamente el hemograma, puede dar un diagnóstico objetivo de la anemia. Cifras inferiores al 40% de hematocrito o inferiores a 12 gramos de hemoglobina son indicativas de anemia.

Tratamiento

El tratamiento de la anemia depende de la relación con la causa que la provoca, aunque lo más normal es usar hierro, vitamina B12 y ácido fólico. Además, es conveniente seguir una alimentación rica en hierro para reducir el tiempo de tratamiento. Por otro lado, es importante evitar las transfusiones de sangre: su aplicación dependerá de la gravedad y de la causa que la produjo. Por supuesto, está siempre debe realizarse bajo la supervisión de un especialista en hematología.

Más sobre Salud

 
 
 
Ciencia, Tecnología, Actualidad, Ecuador y el Mundo

Conéctate a través de: