28Febrero2017

Salud Cuerpo La sandía es recomendada para los enfermos con gota, artritis, reuma y ciática

La sandía es recomendada para los enfermos con gota, artritis, reuma y ciática

La sandía es una planta de la familia de las curcubitáceas, originaria de África pero con una gran difusión histórica en Asia, es una de las frutas que más agua contiene, su pulpa tiene un rico sabor dulce, es granulosa y acuosa, refrescante y de un color rojo intenso o rojo claro, según su variedad.

En su composición nutritiva se destaca un elevado contenido de agua, la riqueza en fructuosa, y la baja cantidad de calorías que esta posee. Para tener una idea acerca del valor de esta fruta, 100 grs de su pulpa se componen de 35 calorías, 8 grs de hidratos de carbono, 90 gramos de agua, 0,2 de grasas y 0,6 de proteínas.

El sitio Vidasanafacil nos comparte las propiedades de la sandía:

Baja en calorías: A pesar de su gusto dulce, la sandía contiene un bajo porcentaje de hidratos de carbono en forma de azúcares. Por lo tanto es de escaso valor energético y calórico. Posee importantes sustancias bioquímicas que son necesarias para desarrollar una buena salud, somo vitaminas, minerales y enzimas.

Es antitoxinas: El jugo de la sandía es mineralizante, por lo que ayuda a limpiar bien la sangre y los tejidos de impurezas.

Favorece la lactancia: Es un buen alimento para madres en período de lactancia, ya que fluidifica la leche materna y la hace más fácil de digerir para el bebé.

Es antifebril: Las personas con fiebre pueden ingerir jugo de sandía previamente colado y en cucharadas, este aporta sustancias nutritivas, refresca y calma la sed.

Es diurética: La sandía aumenta la secreción de orina, facilitando la eliminación de impurezas por esa vía. Recomendable para los enfermos de la próstata, riñones y vías urinarias, también es favorable para las personas con problemas de hipertensión y para los obesos que retienen líquidos en los tejidos.

Es laxante: La sandía es una fruta que contiene fibra, por lo que posee una acción suavemente laxante. Mejora y acelera el tránsito del intestino. No se recomiendo a personas que padecen trastornos dispépticos.

Es antirreumática: La sandía aporta minerales alcalinos que ayudan a eliminar los ácidos acumulados en el organismo. Recomendada para los enfermos con gota, artritis, reuma y ciática.

Es anticatarro: Se recomienda preparar un vaso con jugo de sandía (colado) con una cucharada de miel, calentar y tomar tres cucharadas cada 2 horas, entre comidas o antes de ir a dormir.

Más sobre Salud

 
 
 
Ciencia, Tecnología, Actualidad, Ecuador y el Mundo

Conéctate a través de: