20Agosto2017

Tecnología Avances Crean libro para experimentar las sensaciones físicas de la historia

Crean libro para experimentar las sensaciones físicas de la historia

Transmitir emociones es el objetivo de toda creación artística y, hasta ahora, los libros los habían conseguido con el arte de la palabra, pero, gracias a un prototipo creado en el MIT, será posible transmitir sensaciones físicas, como el frío o el calor, o recrear ambientes mediante cambios en la iluminación.

Se llama Sensory Fiction y, de momento, es solo un prototipo, pero abre las puertas a lo que, en el futuro, podría ser la inmersión sensorial en el mundo de los libros.

Para conseguirlo, los investigadores han creado un libro conectado al que le acompaña un dispositivo wearable, en concreto, un chaleco que integra varios sensores. El libro escenifica el paisaje y establece el estado de ánimo (a través de luces LED), mientras que el chaleco permite experimentar las emociones físicas del protagonista.

A medida que van cambiando las atmósferas y los escenarios de la obra y el protagonista va teniendo cambios físicos, el dispositivo wearable detecta los cambios que se producen, ya sean latidos del corazón, diferencias de presión o temperatura, y los reproduce para que el lector tenga esas mismas sensaciones.

Los investigadores han puesto en práctica su experimento con la obra «La chica que estaba enchufada» de James Tiptree y han proporcionado un buen número de sensaciones que experimentará el lector, como el amor profundo o una terrible desesperación, acompañada de una sensación de libertad al sol y de cautiverio en un sótano húmedo y oscuro.

Técnicamente, el libro incluye 150 LED programables, que son los responsables de crear la luz ambiental basada en los cambios de configuración y estados de ánimo del libro, sonido, dispositivos para subir la temperatura y que esta se pueda sentir a través de la piel, vibradores para transmitir los cambios de la frecuencia cardíaca y un sistema de compresión que transmite la sensación de tensión o relajación.

De momento está lejos de su comercialización, pero supone un primer paso para acercar las sensaciones físicas al mundo de los libros y conseguir la inmersión sensorial.

Fuente: TicBeat

Más sobre Tecnología y Ciencia

 
 
 
Ciencia, Tecnología, Actualidad, Ecuador y el Mundo

Conéctate a través de: