26Febrero2017

Tecnología Internet Creador del protocolo TCP-IP prepara nueva era de internet interplanetario

Creador del protocolo TCP-IP prepara nueva era de internet interplanetario

ImagenVinton Cerf, uno de los padre de la telaraña global de ordenadores y creador del TCP-IP, señaló que "ha llegado el momento de pensar más allá de la Tierra. Tenemos que llevar Internet a cualquier rincón del Sistema Solar, e incluso más lejos".

Este visionario de nuestro tiempo, que colabora activamente con la NASA, prepara un nuevo proyecto para ponerlo en marcha, que se denomina InterPlanet (IPN), justificando que las próximas misiones a Marte necesitarán un canal de comunicación con la Tierra mucho más seguro y potente que los usados hasta ahora.

El protocolo TCP-IP de transmisión básico de la Red, dio sus primeros pasos en 1973, hace 30 años, ahora se enmarca en un proyecto mucho más ambicioso.

Recientes misiones espaciales de la NASA, como la Mars Polar Lander y la Mars Climate Orbiter, sufrieron numerosos problemas de transmisión y recepción de señales antes de perderse definitivamente en la inmensidad del cosmos. En la NASA no pudieron determinar con precisión las causas del fracaso. Es cierto que otras misiones tuvieron más éxito, como la que llevó a cabo el rover Sojourner, que transportó la nace Pathfinder, y que obtuvo espectaculares imágenes de la superficie marciana. Sin embargo, el caudal de datos que envió a nuestro planeta fue de tan sólo 300 bits por segundo, cuando cualquier ordenador doméstico es capaz de hacerlo a velocidades mucho mayores.

En opinión de Cerf, la InterPlanet podría solventar esas limitaciones, dado que el sistema alcanzaría unas órdenes de transmisión de 11.000 bits por segundo, una velocidad de transferencia de datos todavía inferior a la que presenta un ordenador doméstico, pero suficiente para enviar imágenes muy detalladas y de altísima calidad de los paisajes marcianos.

Con la IPN operativa entre la Tierra y Marte, un ingenio más potente que el rover Sojourner podría enviar imágenes de alta resolución para usos científicos o para fines comerciales y de ocio. Por ejemplo, los vídeos obtenidos por el todoterreno facilitarían la creación de escenarios tan reales que podrían sumergir al público en viajes virtuales al planeta rojo.

Si se cumplen los planes previstos, la InterPlanet será capaz de proporcionar a la gente de la calle las emociones de un viaje espacial. La tecnología abrirá las puertas del cosmos a millones de personas. Cualquier usuario de Internet podrá visitar desde la pantalla de su ordenador los anillos de Saturno o sobrevolar la gigantesca mancha que adorna la atmósfera gaseosa de Júpiter. Sin embargo, la verdadera importancia del sistema IPN radica en su fiabilidad a la hora de mantener un cordón umbilical de comunicación entre las sondas espaciales y las bases de control terrestre.

Si prosperan los planes de crear la red de comunicaciones IPN (InterPlanet), cualquiera podrá dar un paseo visual por el Sistema Solar en la pantalla de su PC. 

La NASA, Mitre Corp, Sparta, Global Sciencie & Tecnology y diversos investigadores de las universidades de los Angeles y CalTech, colaboran activamente en los estudios preliminares de la futura red interplanetaria. Esta potente telaraña de comunicación será capaz de solventar la posible obstrucción de señal entre el transmisor y el receptor, un problema que se debe a la propia rotación de los planetas y a su movimiento elíptico alrededor del Sol. La enorme red de enlaces a lo largo y ancho del Sistema Solar hará posible que el contacto entre planetas sea continuo y seguro.

Velocidades de descarga cinco veces más rápido con rayos láser

La NASA acaba de lograr un nuevo récord de velocidad de comunicación en el espacio proyectando rayos láser a la Luna y ha alcanzado velocidades de descarga cinco veces más rápidas que las señales de radio y diez más que las descargas de Internet.

La información transmitida por el láser de la Tierra fue enviada a una sonda llamada Explorador de Atmósfera y Ambiente de Polvo Lunar (LADEE, por sus siglas en inglés), puesta en la órbita lunar el mes pasado, para estudiar la tenue atmósfera del satélite a través de los movimientos del polvo en superficie.

A bordo de la sonda hay una serie de rayos láser montados en su carcasa exterior. Los láseres conforman un dispositivo llamado Demostración de Comunicación Láser Lunar (LLCD) y sus recientes transmisiones de datos han alcanzado velocidades de hasta 622 megabits por segundo (Mbps), con una tasa de aumento de 75 Mbps, informa la NASA. Esto es aproximadamente 10 veces más rápido que las velocidades de descarga más fuertes que el Internet comercial puede alcanzar hoy en día.

"Eso ha sido más de lo que podríamos esperar", dijo Don Cornwell, director del LLCD en el Goddard Space Flight Center de la NASA, que subrayó que esta tecnología desarrollada por el Laboratorio Lincoln del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT) "tiene increíbles posibilidades de aplicación".

Este nuevo método que está siendo testado tiene por objeto 'jubilar' el antiguo método de frecuencia de radio que hasta el momento utiliza la NASA y que está llegando a su límite debido a su alta demanda. Así, por ejemplo, en futuras misiones se podrán realizar descargas rápidas y de alta definición de imágenes en 3D y videos de alta definición desde partes distantes del sistema solar.

Con información de Muy Interesante y RT

Más sobre Tecnología y Ciencia

 
 
 
Ciencia, Tecnología, Actualidad, Ecuador y el Mundo

Conéctate a través de: